“Carta Fundacional”

1. Defendemos la dignidad y la vida.

2. Se trata de un programa sin ánimo de lucro.

3. Es un programa abierto a todos, sin distinción de credo, raza, clase social, preferencia sexual e historial criminal.

4. Es un programa terapéutico educativo.

5. No se trata de un programa político.

6. Es una comunidad integrada por exadictos y profesionales.

7. Al grupo de terapistas del programa se les exige disponibilidad en el servicio y profesionalidad en la intervención, y no se discrimina a ninguno por sus ideas políticas o religiosas.

8. El programa rechaza cualquier tipo de violencia.

9. Todo el proceso terapéutico es voluntario.

10. Es un programa aconfesional pero espiritual